Las medidas políticas de responsabilidad medioambiental en el ámbito del transporte deberán acompañarse de una necesaria dosis de realismo para que el sector siga siendo competitivo y pueda utilizar los vehículos menos contaminantes que constituyan una opción real de mercado por prestaciones y fiabilidad.

En este sentido, el Consejo Federal Alemán ha dado el visto bueno a extender la exención de peaje para camiones pesados de gas natural comprimido y licuado de más de 7,5 toneladas de MMA hasta el 31 de diciembre de 2023.

Esto es otro paso importante hacia el logro de los objetivos climáticos, que respalda el uso más extenso de esta tecnología de tracción alternativa, madura y disponible actualmente para el transporte por carretera, como paso para reducir las emisiones en el transporte de mercancías por carretera.

La exención de peaje proporciona a los flotistas, ventajas financieras adicionales y un mejor retorno de su inversión, algo que permitirá afianzar las emisiones en estos vehículos durante la situación financiera actual, al tiempo que impulsará el proceso de reducción de la huella de carbono en el transporte.

El gas natural ofrece vehículos industriales más silenciosos y sostenibles que un motor diésel equivalente, con menores emisiones de NO2 y partículas, que puede alcanzar una reducción casi completa con el uso de biometano.