Alemania es consciente de que la pandemia sigue limitando la circulación de vehículos, pese a que en los últimos meses se ha producido una mejora de la situación sanitaria.

En ese sentido, el país ofrece, hasta cierto punto, un ejemplo de planificación metódica que contrasta con las medidas a salto de mata que se van tomando en otros Estados europeos.

Por eso, las autoridades germanas han decidido prorrogar el levantamiento de restricciones a la circulación de camiones existentes los domingos y festivos hasta el próximo 30 de junio, independientemente de la mercancía transportada, según informa Guitrans.

Sin embargo, en algunas regiones, como son Berlín, Mecklenburg-Vorpommern, Niedersachsen, Nordrhein-Westfalen, Rheinland, Saarland, Sachsen y Schleswig-Holstein, se mantienen las prohibiciones de circulación existentes con anterioridad para los transportes especiales.

De este modo, se asegura la fluidez del tráfico pesado en la red viaria alemana en un escenario en el que se prevé una cierta movilidad limitada, con restricciones que van desapareciendo paulatinamente, a medida que se avanza en el control de la pandemia.