La alianza alemana Pro-Rail, que trabaja a favor del ferrocarril como medio de transporte de mercancías en suelo alemán, ha mostrado su rechazo a la noticia publicada por el medio Stuttgart Zeitung, según la cual el Ministerio de Transporte del país germano podría permitir a los megacamiones realizar trayectos transfronterizos.

En este sentido, denuncian que aunque actualmente está prohibido según la legislación europea utilizar estos vehículos para esa clase de desplazamientos, en Alemania se está trabajando para avanzar en esta dirección.

Este organismo explica que durante los cinco años en que se han llevado a cabo pruebas con megacamiones en las carreteras alemanas, para lo que se requería un permiso especial, el departamento ha sido presionado por el lobby del transporte por carretera para seguir ampliando la red de rutas donde este tipo de vehículos están permitidos.

Asimismo, indica que muchas de ellas conducen directamente a las fronteras alemanas, por lo que cree que la situación es «inevitable» y no afectará únicamente a la longitud de los vehículos admitidos, sino también a su peso.

En muchos países cercanos a Alemania, ya están permitidos los vehículos de más de 60 toneladas, por lo que si el ministerio da ese paso, podrían cruzar las fronteras vehículos de 60 toneladas procedentes de Holanda y Dinamarca, así como otros de 64toneladas procedentes de Suecia.

Por ello, desde Pro-Rail se critica el hecho de que se esté trabajando de forma secreta para garantizar las operaciones regulares transfronterizas con megacamiones, en lugar de haber debatido sobre los pros y contras una vez finalizaron las pruebas.