Las pequeñas y medianas estaciones de servicio carecen de capacidad financiera para adelantar los descuentos generalizados en los carburantes que entran en vigor el 1 de abril. Así se han expresado en los últimos días desde la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio, respecto a esta medida, que en principio iba a estar destinada únicamente a transportistas y finalmente tendrá carácter universal.

«Si lo que pretende el Gobierno es que sean las pymes y micropymes del sector quienes financien la iniciativa, la realidad es que ésta quedará sin efecto«, advierten, pero no porque las estaciones de servicio no deseen contribuir al éxito de la misma, sino porque directamente no pueden hacerlo.

En este sentido, ni muchos operadores mayoristas ni los distribuidores minoristas tienen capacidad para adelantar esas cantidades, por lo que son necesarios mecanismos que garanticen que las medidas aprobadas por el Consejo de Ministros tengan un impacto positivo en los bolsillos de los clientes.

En declaraciones a Europa Press, el director general de CEEES, Nacho Rabadán, ha explicado que aunque creían que la letra pequeña de la norma iba a solventar todas las dudas, finalmente han quedado algunas cuestiones importantes en el aire.

Adelantar los descuentos

Para empezar, las estaciones de servicio podrán solicitar a la Agencia Tributaria que les adelante el importe estimado que les supondrá aplicar durante los próximos tres meses el descuento, pero tal y como reconoce Rabadán, el formulario para este trámite aún no se encuentra disponible.

Ello implica que las gasolineras tendrían que adelantar dichos descuentos. Cabe recordar, en este sentido, que el 70% de las instalaciones en España está en manos de pymes o micropymes, a las que se exigirá adelantar más de 1.000 euros al día de media para financiar la medida. Aunque consideran que es una medida bienintencionada que apoyan totalmente, creen que la ejecución no está siendo la mejor.

Del mismo modo, la Agrupación Española de Vendedores al por menor de Carburantes y Combustibles, Aevecar, advertía este jueves del posible cierre de algunas gasolineras por falta de liquidez para adelantar la bonificación y recuerda que estas empresas aún están padeciendo una situación económica delicada, tras ser consideradas como servicios esenciales durante la pandemia y tener que permanecer abiertas pese a las restricciones de movilidad.

Además, insisten en que la situación se podría haber evitado tomando estas medidas con el tiempo necesario para su correcta planificación y habiendo tenido una reunión con el sector de las estaciones de servicio para hacerles partícipes.

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110