Alibaba ha diseñado un plan para potenciar la red de su filial logística Cainiao a nivel mundial y reducir los tiempos de entrega, que se desarrollará a lo largo de los tres próximos años.

La idea del gigante chino del comercio electrónico es aproximarse a su objetivo de estar en condiciones de realizar entregas de pedidos del canal on-line en plazos de 24 horas en China, así como en 72 horas a nivel global.

Entre las iniciativas que va a desarrollar la rama de servicios logísticos de Alibaba se encuentra una cuadruplicar los fletes de aviones cargueros, hasta alcanzar los 1.260 en los próximos nueve meses, con la intención de reducir los tiempos de entrega en servicios de carga aérea a un período que oscila entre tres y cinco días, frente a los diez que tiene actualmente.

De igual manera, Cainiao también ampliará su red de plataformas logísticas fuera de China, hasta colocarse en una superficie total de almacenamiento de dos millones de metros cuadrados.

Con esta iniciativa, el conglomerado asiático pretende acelerar los tiempos de importación hacia China de los más de 30 millones de productos que gestiona su red logística cada día, así como estar en condiciones de colocar el 90% de los envíos que se realicen desde China a más de cien ciudades de todo el planeta.

Por último, la compañía también va a impulsar su red de consignas para entregas de paquetería de comercio electrónico en China, con la instalación de 30.000 nuevos terminales en el país.