El omnipresente e-tailer norteamericano prosigue en su misión de reforzar su estructura logística, para mejorar el servicio de entregas a sus clientes. En esta ocasión, Amazon pondrá en marcha el próximo mes de octubre tres nuevas estaciones logísticas en Barcelona, Montcada y Mollet del Vallés para acortar los tiempos de entrega en los servicios de última milla en la región.

Estas nuevas instalaciones complementarán las otras instalaciones logísticas que la multinancional ya tiene operativas en la Zona Franca de Barcelona, así como en los municipios barceloneses Rubí y Martorelles, y en Tarragona.

La instalación de la capital catalana ocupará más de 10.700 m² de superficie en el polígono industrial de Motsolís, con servicios asociados a media docena de empresas de reparto.

Por otra parte, la estación de Mollet del Vallés contará con más de 10.400 m² y se ubicará en el polígono industrial Can Magarola, desde donde darán servicio las seis empresas de reparto de la zona.

Finalmente, el activo de Montcada y Reixach quedará ubicado en Placita d’en Coll y superará los 13.490 m² de superficie para más de 230 repartidores que trabajarán para las ocho empresas colaboradoras de reparto locales.

La cubierta y el revestimiento de estos tres nuevos centros se han realizado con materiales de alta calidad diseñados para un aislamiento y una eficiencia energética óptimos.

Además, en ellos se instalarán 500 m² de paneles solares fotovoltaicos en cada azotea que producirán 100 kWp de electricidad, así como iluminación LED y pre-instalaciones de cargadores eléctricos.