Amazon se ha convertido en la estrella de la última ronda de financiación lanzada por Deliveroo, con una apuesta que tiene un valor de 575 millones de dólares, unos 515 millones de euros al cambio aproximadamente, en la empresa de envío de comida a domicilio británica, junto con otros inversores internacionales como T Rowe Price, Fidelity Management and Research Company y Greenoaks.

Merced a esta nueva inyección de dinero fresco que lleva sus ingresos en estas rondas hasta un total de 1.530 millones de dólares, unos 1.370 millones de euros, Deliveroo tiene previsto seguir potenciando sus servicios de ingeniería, expandir la cobertura de su red internacional y desarrollar nuevos productos que atraigan a nuevos clientes en un mercado tan cambiante como es el de las plataformas digitales.

Hasta la presente, la compañía tecnológica londinense está presente en más de 500 ciudades de 14 mercados internacionales, entre los que se encuentran Australia, Bélgica, Francia, Alemania, Hong Kong, Italia, Irlanda, los Países Bajos, España, Singapur, Taiwan, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y el Reino Unido.

Con este paso, el gigante norteamericano del comercio electrónico sigue dando pasos para controlar nuevos segmentos del e-commerce a través de inversiones selectivas y, al mismo tiempo, aprieta en el ámbito de la logística de última milla.