Amazon ha hecho una apuesta decidida por utilizar el hidrógeno verde para descarbonizar sus operaciones logísticas y de transporte, así como para la construcción de sus instalaciones.

En ese sentido, el gigante del comercio electrónico ha suscrito un contrato con Plug Power para el suministro de 10.950 toneladas anuales de hidrógeno verde, con el fin de ir reemplazando de manera paulatina a otros combustibles más contaminantes, como el gasóleo u otros combustibles fósiles.

La compañía estadounidense, que trabaja en diferentes frentes para la transición energética sobre la base de que este proceso no puede desarrollarse a partir de una única tecnología, estima que el abastecimiento comprometido de esta energía le servirá para alimentar 30.000 carretillas elevadoras u 800 camiones de larga distancia.

Amazon ya cuenta con setenta plataformas logísticas equipadas para el almacenamiento y uso de hidrógeno, que se emplea como combustible en 15.000 equipos de manutención y que, según se prevé, podría alimentar a 20.000 carretillas cuando se alcance la centena de instalaciones adaptadas para el uso de este combustible en 2025.

Además, la norteamericana también planea utilizar este hidrógeno verde para abastecer a las pilas de combustible de equipos de transporte, así como para hacer funcionar pequeñas estaciones de producción de electricidad para abastecer las necesidades de sus instalaciones.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110