Esta misma semana Amazon ha querido mandar un mensaje de tranquilidad ante un contexto en el que los cuellos de botella en las cadenas de suministro amenaza el abastecimiento en los Estados Unidos y en otros países, de cara a la campaña navideña.

En este sentido, John Felton, vicepresidente de Servicios Globales de Entrega de la plataforma estadounidense, ha reseñado en una reciente publicación en la web corporativa el trabajo que lleva a cabo la compañía para preparar el pico máximo de actividad anual desde comienzos de año.

Concretamente, Felton asegura que se han realizado nuevas contrataciones de personal y que se ha invertido en tecnología para mejorar la capacidad de predicción de la demanda, pese al contexto de incertidumbre existente.

De igual modo, Amazon también ha mejorado sus capacidades de transporte, con el fin de poner en marcha una cadena de suministro construida para un entorno donde la seguridad, la velocidad y la eficiencia son fundamentales.

Así mismo, también se ha llevado a cabo un trabajo específico ante las dificultades existentes este ejercicio, de tal manera que se han incrementado los puertos de entrada en su red en un 50%, se ha duplicado la capacidad de procesamiento de contenedores y se ha aumentado la red de transportistas de carga marítima.

Además, la norteamericana también ha reforzado la flota de carga aérea de Amazon Air y espera que a finales de esta temporada cuente con más de 85 aviones, lo que, en su opinión, garantiza una amplia capacidad para transportar paquetes de clientes en distancias más largas con plazos más cortos durante toda la temporada.

Por otro lado, Amazon Freight opera un grupo de más de 50.000 semirremolques, que transportan carga en todo el mundo a través de decenas de miles de pequeñas empresas que emplean colectivamente a decenas de miles de conductores más para hacer posible estos envíos.

Adicionalmente, la compañía dispone de más de 800 estaciones de entrega en todo el mundo, mientras que, según los datos que aporta Felton, su red de reparto ha crecido hasta superar los 260.000 conductores en todo el mundo, con el fin de contar con más opciones para una entrega rápida.