Casi tres décadas después de poner en marcha Amazon desde un garaje, Jeff Bezos ha decidido ceder el mando de la multinacional estadounidense a Andy Jassy desde primeros de julio.

Así pues, la incorporación de Andy Jassy supone de facto el inicio de una nueva etapa en la compañía, que augura su orientación hacia la gestión de datos, tal y como ya anticipa su gigantesco desarrollo hasta la fecha en este campo y que incluye ambiciosos proyectos en Aragón a través de Amazon Web Services.

Bezos, por su parte, deja un operador de comercio electrónico que actúa con puño de hierro en muchos de los mercados en que tiene presencia y que ha revolucionado el reparto de mercancías a domicilio, impulsando entregas ultrarrápidas y poniendo en marcha un sistema logístico que es digno de análisis por su potencia, versatilidad y capacidad para ofrecer soluciones innovadoras y eficientes para un segmento en el que

Con sus luces y sus sombras, el tránsito del gigante del comercio electrónico desde sus orígenes en la distribución de libros se ha convertido en un caso de estudio por su impacto en el mercado y su efecto tractor sobre el comercio electrónico en gran parte de los mercados occidentales.

De hecho, el comercio electrónico de todo el planeta no sería el mismo sin la experiencia empresa estadounidense después de estos 27 años con Bezos al frente, pese a las críticas que se hacen a su modelo laboral o a su papel dominante en múltiples países.