tienda-de-whole-foods-market

Los clientes podrán utilizar su mano para pagar sus compras en los supermercados Whole Foods, de Amazon.

El nivel creativo de Amazon no deja de sorprender. Cuando parece que en la multinacional de Jeff Bezos han tocado techo, surge una nueva noticia sobre sus planes futuros todavía más llamativa.

Su última idea es que los clientes puedan utilizar su mano para pagar sus compras en los supermercados Whole Foods, de su propiedad. Para ello, trabaja en el desarrollo de unos escáneres biométricos, que podrán identificar al comprador por su mano.

De momento, está probándolo en sus propias oficinas con las máquinas de vending. El sistema Orville es capaz de procesar transacciones en solamente 300 milisegundos, aunque solamente podrá ser utilizado por los usuarios Prime, que tendrán que asociar su número de tarjeta de crédito a la imagen de su mano escaneada para poder beneficiarse de sus ventajas.

Este nuevo avance del gigante del comercio electrónico difiere de los tradicionales lectores de huellas, puesto que no es necesario tocar el propio escáner para que pueda identificar las manos con rapidez y precisión.

El hecho de poder prescindir de la tarjeta de crédito o el teléfono para efectuar los pagos hará que el proceso sea mucho más rápido y sencillo para los clientes, si bien es difícil prever cómo recibirán la introducción de un sistema tan novedoso o si se fiarán del nivel de privacidad y seguridad que proporciona.