En los próximos meses, Amazon prevé contratar a unos 55.000 trabajadores en todo el mundo, de los cuales alrededor de 40.000 corresponden a sus centros de Estados Unidos.

Así se ha expresado su nuevo consejero delegado, Andy Jassy, en una entrevista con Reuters recogida por Transport Intelligence, en la que ha explicado que la multinacional necesita reforzarse para asumir la demanda actual en el sector retail.

También incorporará nuevos empleados en otros departamentos, como los de servicios en la nube. Asimismo, pretende impulsar el nuevo Proyecto Kuiper que tiene en marcha para poner satélites en órbita que proporcionen un mayor ancho de banda en zonas donde actualmente existen problemas de conectividad.

Otra área de su negocio para la que seguirá contratando personal es la de robótica, pues se ha realizado una inversión significativa en este ámbito en Estados Unidos, pero también en sus instalaciones de Reino Unido, especialmente en los centros tecnológicos de Cambridge, Londres, Manchester y Edimburgo.

Conviene recordar que la robótica siempre ha sido clave para Amazon debido a su capacidad para mejorar las operaciones de almacén. En muchos de sus centros se está apostando por este tipo de tecnología para ofrecer una mayor automatización en los procesos de preparación de pedidos, aunque también en las operaciones de transporte.

Por otro lado, aunque gran parte de su negocio está centrado en EEUU, en esta nueva etapa pretende reforzar sus operaciones logísticas en otros mercados, tales como India, Alemania o Japón.

A estas decisiones por parte del gigante del e-commerce, se suma la de Walmart de contratar a 20.000 nuevos empleados para sus centros logísticos, con el fin de reforzar sus equipos para la temporada navideña.