La aerolínea propia con la que cuenta Amazon en Estados Unidos está experimentando un fuerte crecimiento en los últimos meses, lo que ha llevado a los expertos a considerar la posibilidad de que este modelo se extienda también a Europa.

Así, según un análisis de la entidad financiera alemana KFW Ipex-Bank, es cuestión de tiempo que la multinacional se decida a lanzar Amazon Air en el continente europeo, pues les permitiría reducir sus costes de transporte, ganando un mayor control sobre su red aérea.

Actualmente, sus operativas de carga aérea las gestiona European Air Transport, una filial de DHL. Sin embargo, la frecuencia de los vuelos para el transporte de sus paquetes ha aumentado considerablemente en los últimos meses en los aeropuertos alemanes de Colonia y Leipzig.

De forma similar a lo que sucede en el aeropuerto de Cincinnati, en Estados Unidos, el gigante del e-commerce está aprovechando la capacidad de su centro de distribución en Leipzig y desarrollando allí su propio hub de transporte.

Su intención es seguir expandiendo su red, ya que las ventas están aumentando a buen ritmo en todas las divisiones. Por otro lado, los costes logísticos fuera de Norteamérica son muy elevados para el e-tailer, que sigue registrando pérdidas en su negocio internacional porque las entregas rápidas para los usuarios del servicio Prime son demasiado costosas.

En este sentido, irá ampliando su propia capacidad de carga y entrega en el mercado europeo. Actualmente, es el cuarto operador de carga en cuanto al tamaño de su flota aérea, que alcanzará los 70 aviones en 2021, solamente por detrás de DHL, UPS y FedEx.