El gigante norteamericano del comercio electrónico ha hecho frente al ‘Black Friday’ de 2018 sin que su actividad parezca haberse resentido mucho, pese a las movilizaciones sindicales que han salpicado una de las principales fechas de todo el año en España, Alemania y el Reino Unido.

En el primer país, pese a que los sindicatos estiman que se ha producido una gran participación en las jornadas de huelga, la compañía afirma que se ha seguido trabajando y, de hecho, gran parte de la actividad de la plataforma del municipio madrileño de San Fernando de Henares se ha desviado a otros centros del e-tailer, aunque las centrales sindicales también reportan que se han producido retrasos de envíos y sobrecargas en otros centros que se han visto obligados a asumir la carga de trabajo inicialmente programada para la plataforma de San Fernando.

En este mismo sentido, los sindicatos estiman que entre un 70 y un 90% de los trabajadores de plantilla de Amazon en San Fernando secundaron las jornadas de movilización, porcentajes que bajan drásticamente para los trabajadores temporales y los de ETTs.

Alemania y Reino Unido

De igual modo, también se han visto afectados el funcionamiento de las instalaciones alemanas de Bad Hersfeld y Rheinberg, así como en cinco de las plataformas británicas de la compañía.

Pese a todo, Amazon ya está inmersa en la promoción del ‘Cyber Monday’ que se prolongará con ofertas específicas para dispositivos electrónicos y equipos tecnológicos durante toda la última semana de noviembre.