Las instalaciones ocupan una superficie total de 3.000 m².

Las instalaciones ocupan una superficie total de 3.000 m².

Amazon sigue aumentando su infraestructura logística en España para ampliar la capacidad de su cadena de suministro y acelerar las entregas, con inversiones en instalaciones y en avances tecnológicos destinados a ganar capacidad y flexibilidad en su red de reparto, para conseguir entregas más rápida.

En este sentido, la compañía estadounidense ya tiene en funcionamiento su nueva instalación logística de la ciudad de Málaga, en la que desde la semana pasada trabaja con dos empresas de reparto independientes para realizar servicios de entrega en la zona de los paquetes que se reciben en las instalaciones procedentes de los centros logísticos y de distribución del e-tailer norteamericano.

El inmueble ocupa una superficie total de 3.000 m² y emplea a más de 30 trabajadores. Además, también está previsto que las empresas de reparto independientes contraten a más de 80 conductores para recoger los paquetes en la estación y entregar a clientes en la zona de Málaga.

La red logística de Amazon en España arrancó con su centro logístico de San Fernando de Henares, en Madrid, que comenzó a operar en 2012. Posteriormente, en los últimos siete años, la compañía ha ido abriendo otros tres centros logísticos ubicados en los municipios barceloneses de El Prat, Martorelles y Castellbisbal, así como uno más en la localidad madrileña de Getafe y el más reciente en la población toledana de Illescas.