El gobierno de Andorra comenzará a imponer sanciones a los transportistas que no cuenten con la autorización bilateral para el transporte de mercancías entre España y Andorra, según indican desde la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet).

El Acuerdo bilateral de 19 de noviembre de 2014 establece, en sus artículos 9 y 10, que el transporte internacional de mercancías estaría sujeto a autorización previa a partir del 1 de octubre de 2015. No obstante, la administración del país vecino se ha venido quejando del incumplimiento sistemático de este acuerdo.

La autorización de transporte que deberán llevar ahora los transportistas españoles si no quieren ser sancionados es de carácter temporal, siendo válida desde su expedición hasta el 31 de enero del año siguiente.

Además, tendrá que acompañarse de un “cuaderno de hoja de ruta” que permite la realización de 60 viajes y que podrá renovarse durante el período de validez de la autorización cuantas veces desee el interesado siempre que se haya completado.

Por otro lado, en el transporte de mercancías se permitirá un servicio de cabotaje después del servicio internacional entrante.

La Autorización y el Cuaderno deberán solicitarse ante el Servicio de Transporte Internacional por Carretera de la D.G. de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento.