El Pleno del Congreso de los Diputados ha concluido la tramitación parlamentaria de la Ley que modifica la LOTT en materia de infracciones relativas al arrendamiento de vehículos con conductor y para luchar contra la morosidad en el ámbito del transporte de mercancías por carretera.

De este modo, los leves cambios introducidos durante su trámite en el Senado, y que no afectan al transporte de mercancías, han quedado incorporados al texto legal con 178 votos a favor, 152 abstenciones y 16 noes.

En este sentido, la modificación del artículo 141 de la LOTT, que enumera las infracciones de carácter graves incluirá también tipificar el incumplimiento del límite máximo legal de pago de 60 días, que además estará sancionado con multas de entre 401 y 1.000 euros, mientras que ascienden hasta los 6.000 euros para las deudas más elevadas que adquieren la categoría de infracciones muy graves.

Con este trámite, la Ley solo aguarda su publicación ofical efectiva, de tal manera que, según está previsto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE.

El sector del transporte de mercancías por carretera ha puesto grandes esperanzas en esta norma para luchar contra los habituales y excesivos, a juicio de muchos de sus empresarios, plazos de pago de los servicios, aunque habrá que ver su virtualidad efectiva en un mercado en el que los clientes tienen la sartén por el mango, a la vista de las sanciones establecidas y el riesgo comercial que corren los transportistas si denuncian.

CETM dice mostrarse «satisfecha ya que por fin el Gobierno haya dado respuesta a una de sus reclamaciones históricas, estableciendo un régimen sancionador para los casos de morosidad en el sector».