La Organización Empresarial de Logística y Transporte de España, UNO, ha celebrado una jornada en Zaragoza sobre la logística farmacéutica para analizar los desafíos y tendencias en este campo.

Para Francisco Aranda, presidente de la patronal, el próximo gran reto de la logística es la hiperespecialización y ha señalado las fortalezas que ha demostrado en este sentido la logística farmacéutica para el transporte de la vacuna, sabiendo gestionarlo adecuadamente con seguridad, trazabilidad y sin romper la cadena de frío.

Así, ha querido destacar la posición que ocupa Aragón, que puede convertirse en un destino clave para las empresas de logística farmacéutica. Entre sus principales ventajas, esta región ofrece seguridad jurídica e institucional y cuenta con una ubicación estratégica, un capital humano especializado y centros como el Zaragoza Logistics Center, en los que se provee de talento.

Además, como ha recordado Aranda, la administración regional “ha demostrado su enorme apuesta por el sector logístico, que hoy ya genera el 10,5% del PIB, más de 40.000 empleos y tiene un importante efecto tractor sobre otros sectores económicos”.

Un referente

Desde el Gobierno de Aragón, han recordado su apuesta por las plataformas logísticas de primer nivel sino también, así como las oportunidades que ofrece la zona en materia de intermodalidad, pudiendo llegar a convertirse en “un referente logístico a nivel internacional”.

Según se ha explicado a lo largo de la jornada, múltiples empresas de logística farmacéutica se han interesado ya por el territorio, que cuenta con grandes infraestructuras y unas buenas redes de comunicación.

Además, trabajan con todos los puertos de la península y cuentan con un aeropuerto kilómetro cero. Pronto se añadirá también la autopista ferroviaria que unirá el puerto de Algeciras con Zaragoza.

La idea es seguir impulsando esta zona, donde el sector logístico ya está consolidado desde hace años, como hub para la logística farmacéutica, una especialización que será posible gracias a la colaboración de los diferentes agentes implicados, desde la administración regional o la industria, hasta los clústers o las empresas de transporte y distribución.