El Gobierno de Aragón contempla la remota posibilidad de que algún transportista arranque una noche de estas su camión para utilizarlo como si fuera un turismo y dirigirse a cualquier glamurosa área de servicio de la comunidad para darse un homenaje.

En consecuencia, el Ejecutivo aragonés ha decidido que, desde el 5 de enero, los conductores profesionales que pretendan utilizar los servicios de restauración de las áreas de servicio en carretera y en polígonos industriales presenten previamente una declaración responsable justificativa de su actividad si pretenden acceder a ellas a partir de las ocho de la tarde.

Esta medida forma parte, como recuerda Fenadismer, del conjunto de restricciones autonómicas aprobadas esta misma semana para restablecer el nivel de alerta sanitaria tres para el control de la pandemia en la región.

La organización empresarial estima que estima añade «una burocracia absurda e innecesaria para el normal desarrollo de la actividad del sector del transporte de mercancías por carretera» y afirma que «va a exigir al Ministerio de Transportes que inste al Gobierno de Aragón a eliminar dicha exigencia administrativa, permitiendo que el transporte por carretera mantenga su actividad plenamente y facilitando su ejercicio por los poderes públicos a fin de garantizar el abastecimiento de mercancías tanto a la población como a las restantes actividades económicas no afectadas por posibles limitaciones».