La Asociación Española de Consignatarios de Buques, Asecob, ha celebrado su Asamblea General en Madrid, a la que han acudido los delegados de más de 20 localidades diferentes para debatir sobre diferentes temas de régimen interno, y ratificar la admisión de nuevos asociados, así como el nuevo convenio de iguala jurídica con Garrigues.

El evento ha permitido repasar junto a las asociaciones internacional y europea de agentes consignatarios, Fonasba y Ecasba, los retos a los que se enfrenta la profesión en un futuro inmediato, como la digitalización, modificaciones normativas y de procedimiento o necesidades de formación continua.

Otro asunto a debatir fue la definición de agente consignatario y sus requerimientos de solvencia y formación, que será aprobada en breve por la Asamblea General de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, lo que supondrá un fuerte respaldo para la profesión, como lo fue la implementación del estándar de calidad de Fonasba.

Por otro lado, se han analizado las enmiendas y sugerencias aportadas por Asecob al anteproyecto de Ley de modificación de la Ley de Navegación y Reglamento de Despacho de Buques, la gran mayoría de las cuales han sido recogidas en el borrador.

Entre ellas, se incluyen aspectos como la inclusión de la consignación como crédito marítimo privilegiado, régimen sancionador grave a obligatoriedad de consignación, obligatoriedad en operaciones fuera de límites o fondeo, modificación de los conceptos de cabotaje de mercancías con origen o destino extracomunitario o pasaje de crucero o el despacho por tiempo.

La jornada también incluyó tres mesas redondas sobre modificaciones normativas, novedades en el ámbito aduanero, y la Ventanilla Única Marítima de la Unión Europea.

En la clausura, se rindió un homenaje a Javier Expósito, que fue director de Anesco durante casi 40 años, y se entregó el primer premio del concurso de fotografía marítimo-portuaria de Asecob a José Mª Jiménez, que lo ha donado a los afectados por el volcán de La Palma.