A mediados de octubre de 2020, Astilleros Gondán se adjudicó un contrato para la construcción de 10 ferries eléctricos para el operador portugués Transtejo, especializado en transporte fluvial de pasajeros.

El contrato, firmado en enero de 2021, ha recibido el visto bueno del Tribunal de Cuentas de Portugal, por lo que el astillero español ya se prepara para comenzar la construcción próximamente.

Con 40 metros de eslora, serán propulsados íntegramente por electricidad y contarán con un casco tipo catamarán optimizado para sacar el máximo partido a los casi 2MWh de energía eléctrica almacenada en sus baterías, con una operativa extremadamente silenciosa y sin emisiones de CO2.

Tendrán capacidad para unos 540 pasajeros y se prevé que transporten a unos 19 millones de personas cada año por el río Tajo, entre las riberas de Lisboa y el sur de la capital lusitana.

Con este pedido, la división fibra de Gondán consigue carga de trabajo estable hasta 2024, lo que sumado a la contratación de dos buques eólicos con casco de acero, permiten al astillero encarar 2021 con una sólida posición financiera.

Además, acaba de entregar el arrastrero congelador Magne Arvesen, que será operado por la empresa noruega Engenes Fiskeriselskap en aguas del Atlántico Norte y del Ártico, y tiene previsto ampliar y mejorar la productividad de varios de sus centros en Castropol, Asturias.