La Asociación de Transportistas Europeos, Astre, ha reforzado su capacidad logística en Portugal tras la ampliación de las instalaciones de tres de sus socios y la incorporación de sistemas tecnológicos de última generación.

En el caso de TMS Logística, que garantiza unos tiempos de tránsito entre Lisboa y Oporto de 24 horas, ha ampliado su capacidad en respuesta a la demanda de sus clientes.

En Logipark, cuenta con 90.000 m² en los que almacena todo tipo de mercancías, incluyendo productos que requieren condiciones especiales de mantenimiento. Además, su nuevo almacén está en construcción y comenzará a operar a principios de 2021.

Por su parte, Transportes Sao Luis ha ampliado sus almacenes y cuenta ya con una capacidad de 5.000 m² distribuidos en tres plantas, con racks para más de 3.000 palets y 12 muelles.

Sus nuevas instalaciones se abastecen de energía solar procedente de 200 paneles e incorporan un sistema de almacenamiento computerizado, cuatro cargadores dobles para vehículos eléctricos y sensores de movimiento.

Por último, João Pires, con sede en Vila Nova de Cerveira y Viana do Castelo, ha reformado sus instalaciones, triplicando su capacidad de almacenaje, que  ha pasado de 4.000 a 14.000 m² de almacén que ya están operativos.

Su situación estratégica en la frontera entre España y Portugal les permite ofrecer sus servicios de transporte y almacenaje al norte de Portugal y Galicia, haciendo de puente entre ambos países.