Para evitar la expansión de la pandemia, los países de la Unión Europea siguen adaptando por su cuenta medidas para recuperar un cierto control fronterizo.

Tras los casos de Alemania, Bélgica, Portugal y Francia, ahora el Gobierno austríaco ha aprobado también medidas de control de sus fronteras a todos los conductores de vehículos, incluidos los conductores profesionales de transporte de mercancías que quieran acceder a territorio austríaco provenientes de Italia, sea cual sea su nacionalidad y procedencia, en especial en el paso a través del Brennero que une Italia con Austria, según informa Fenadismer.

De esta manera, las autoridades austriacas están impidiendo el acceso al territorio austriaco a todos los vehículos cuyos conductores y ocupantes no dispongan prueba PCR o de antígenos negativas realizadas 48 horas antes.

Como consecuencia, Italia ha dispuesto centros de atención para realizar gratuitamente estas pruebas a los transportistas, mientras UETR realiza gestiones ante las instituciones europeas para instar al Gobierno austríaco a que aplique las Recomendaciones dictadas por la Unión Europea sobre libre tránsito de las mercancías entre los Estados miembros y ‘corredores verdes’.

Italia es paso casi obligado de las exportaciones españolas con destino al país austríaco, por lo que Fenadismer alerta a los transportistas que realizan estas rutas de fuertes controles fronterizos que ralentizarán su actividad.