La Autoridad Portuaria de Málaga ha recibido dos ofertas para llevar a cabo la redacción del proyecto básico y de ejecución de las nuevas dependencias del Punto de Inspección Fronteriza, PIF, ubicadas actualmente en el muelle 8, al muelle 6 del enclave.

De entre las dos, la mesa de contratación del puerto malagueño ha dado la mayor puntuación global a la de RaizD3, que tiene por tanto todas las papeletas para hacerse finalmente con el contrato.

El proyecto consiste en la construcción de un edificio que albergue las nuevas dependencias del Puesto de Control Fronterizo del puerto de Málaga, así como la urbanización de la parcela en que se ubicará para la creación de la explanada para zona de maniobra del transporte rodado, descarga de productos en las instalaciones, y zona de aparcamiento en superficie.

El edificio albergará las instalaciones donde se realizarán los controles e inspecciones necesarias para asegurar que los productos que se importan y exportan reúnen las condiciones adecuadas higiénico-sanitarias y de calidad comercial.

Así mismo, el complejo se divide en tres zonas diferenciadas. La primera son los muelles, con un total de ocho para los distintos usos, con sus diferentes almacenes y cámaras refrigeradas, la segunda zona es la de los servicios y la tercera zona, ubicada en la planta alta, es la de las oficinas para Sanidad Exterior, Sanidad vegetal y animal.

La planta baja tendrá una superficie de 2.340 m², mientras que la segunda ocupará 400 m².

Los trabajos de redacción del proyecto tienen un plazo de ejecución de cinco meses y un presupuesto base de licitación de 121.000 euros.