OOCL Hong Kong Samsung

Cosco se convertiría en el tercer operador de contenedores más grande del mundo con el cierre de la adquisición.

La operación de compra de la línea de contenedores OOCL por parte de la naviera china Cosco Shipping ha obtenido recientemente el visto bueno de las autoridades de competencia estadounidense.

Sin embargo, aún se mantiene la incertidumbre sobre la transacción, a la espera de la aprobación del Departamento de Comercio de China y de la Unión Europea, que deben comprobar que se cumplen todos los requisitos necesarios para llevar a cabo la adquisición.

En julio de 2017, el grupo chino lanzó una oferta junto a Shanghai International Port Group, SIPG, para hacerse con la división de contenedores del grupo OOIL por valor de 6.300 millones de dólares (5.530 millones de euros).

Con esta operación, se convertiría en el tercer operador de contenedores más grande del mundo en un mercado en el que actualmente seis navieras controlan el 63% del total y OOCL cuenta con el 2,7%. De este modo, pasaría a contar con más de 400 buques con una capacidad de más de 2,9 millones de TEUs, situándose solamente por detrás de Maersk y MSC, y superando a CMA-CGM.

Por otro lado, tanto OOCL como Cosco forman parte de Ocean Alliance, y según lo acordado, de continuar con la compra, se mantendría la sede en Hong Kong.