espigon-central-del-puerto-de-bilbao

Se trata de una actuación estratégica para la instalación portuaria.

La Autoridad Portuaria de Bilbao sigue avanzando en las obras de la primera fase del espigón central del puerto para que pueda acoger nuevos proyectos empresariales. En concreto, ha comenzado ya el proceso de extracción de la arena que será utilizada para la finalización de los trabajos.

Se trata de una actuación estratégica para la instalación portuaria, que podrá mantener así su posición como puerto de referencia en el eje Atlántico. Actualmente, su nivel de ocupación se acerca al 87%, lo que aconsejaba crear nuevo suelo para el desarrollo de futuros proyectos logísticos, comerciales e industriales.

En concreto, se está realizando un relleno hidráulico con arena, avalado por el correspondiente estudio de impacto ambiental, una declaración de impacto ambiental favorable y un plan de seguimiento, que es similar a los realizados con anterioridad en la instalación y que no han tenido influencia directa sobre el ecosistema o las playas.

Las obras, iniciadas en septiembre de 2016, tienen un plazo de ejecución de 39 meses. La primera etapa ha durado 24 meses, tres menos de lo previsto, y la segunda concluirá en febrero de 2019.