retrofit-bahama-mama-balearia

El ‘Bahama Mama’ será el quinto de la naviera en remotorizarse.

Balearia ha dado comienzo a los trabajos de remotorización del ferry ‘Bahama Mama’ para que pueda propulsarse con GNL, con la vista puesta en volver a navegar a mediados del mes de enero.

De este modo, el buque se convertirá en el quinto de la flota de la naviera en poder utilizar este combustible más limpio, que reduce considerablemente las emisiones, una vez finalice el trabajo que tiene una duración prevista de cuatro meses en el astillero Gibdock de Gibraltar.

En estas instalaciones se colocarán dos tanques de almacenaje de gas de 140 m³ cada uno en la zona de popa de la cubierta superior de la nave y se adaptarán sus motores para que puedan ser propulsados por este combustible, con lo que su autonomía alcanzará las 750 millas náuticas.

Con este cambio de combustible se prevé que anualmente el buque deje de emitir 9.257,34 toneladas de CO2 y 885,13 de NOx al año, y elimine totalmente las emisiones de azufre y partículas, además de reducir considerablemente los niveles de ruido en funcionamiento.

Aprovechando la varada, el Bahama Mama, de 154 metros de eslora, tiene una capacidad para 1.000 pasajeros y 350 vehículos, también se someterá a un proceso de modernización tecnológica para convertirlo en un nuevo ‘smart ship’.