abel-matutes-de-balearia

El buque cuenta con dos motores duales que le permiten desplazarse con gas o con fuel.

Tras el Hypatia de Alejandría y el Nápoles, Balearia ha empezado a navegar con su tercer buque propulsado por Gas Natural Licuado, el Abel Matutes, que ha sido sometido a una remotorización para poder utilizar este combustible.

En este caso, la embarcación, que ha superado con resultados satisfactorios las pruebas de mar, cubre la línea entre Valencia, Ibiza y Palma. Sin embargo, a finales de julio se incorporará a la que une Huelva y Canarias, donde ya está operando el Nápoles.

Su remotorización, consistente en la sustitución de sus motores principales por dos motores duales MAK 9M 46 que le permiten desplazarse con gas o con fuel, se ha llevado a cabo gracias al proyecto LNGhive 2, cofinanciado por los fondos CEF.

En los trabajos, que han durado cinco meses, se han instalado dos tanques de 178 m³ cada uno que le proporcionan una autonomía de unas 1.000 millas. De este modo, el ferry puede utilizar el gas para navegar, reduciendo en un 35% sus emisiones de CO2, en un 85% las de NOx y de forma total las de azufre y partículas.

Por otra parte, se han realizado innovaciones tecnológicas en el buque para convertirlo en un ‘smart ship’, y mejorar la experiencia a bordo de los clientes. Según los planes de la naviera, para el año 2021 dispondrá de nueve buques propulsados por gas, de los cuales seis serán remotorizados y tres de nueva construcción.