La Junta de Castilla-La Mancha ha autorizado la modificación del Plan Parcial ‘El Ruiseñor’ de Guadalajara. Se trata de un paso crucial para configurar una nueva gran parcela de más de 220.000 m² para la implantación de una nueva instalación logística que servirá para dinamizar la capital caracense.

El proyecto contempla un importante proceso de colaboración público-privada en el que han tomado parte los promotores y el Ayuntamiento de Guadalajara para potenciar la vertiente logística que está adquiriendo la ciudad castellanomanchega, al aprovechar sus importantes conexiones viarias en el centro peninsular, en la ruta que une Madrid con Zaragoza y Barcelona.

El polígono ‘El Ruiseñor’ cuenta con más de un millón de metros cuadrados y consta de dos grandes espacios diferenciados.

Por una parte, el subsector norte colinda al noreste con la carretera CM-1002 y al oeste con la CM-10, mientras que el subsector sur limita al norte con la carretera CM-1007, al oeste con la CM-10, al suroeste con suelo rústico de Cabanillas del Campo y al este con la línea de ferrocarril Madrid-Barcelona.

De igual manera, la Junta de Castilla-La Mancha ha dado vía libre a la modificación del Plan de Ordenación Municipal de Illescas para la reordenación de las áreas industriales de ‘Cárcavas 1’ y ‘Veredilla III’.