Un Boeing de Air Europa con destino Santo Domingo, ha sido el primer avión en salir del aeropuerto internacional Adolfo Suárez de Madrid en la tarde del pasado domingo, tras el cierre total motivado por la tormenta Filomena, que ha impuesto su ley en las infraestructuras de transporte en prácticamente toda la península durante el fin de semana.

No obstante «la reapertura será gradual» a lo largo de este lunes, tal y como ha indicado el ministro de Transportes José Luis Abalos en rueda de prensa conjunta con el de Interior, Fernando Grande Marlaska, siempre y cuando la evolución de las condiciones meteorológicas así lo permita.

Muchas aerolíneas, que habían cancelado toda su operativa por el cierre del aeropuerto madrileño, han reorganizando sus viajes para con el fin de comenzar a operar los primeros vuelos en las próximas horas y poder avisar con tiempo a los pasajeros con la suficiente antelación.

Ábalos ha indicado que también las llegadas de los aviones, podrían comenzar a partir de este lunes y que también se ha abierto ya el aeropuerto de Zaragoza, mientras que están sin operaciones los de Burgos, Salamanca y Huesca.

El cese de la nieve durante la tarde del sábado y la mejora climatológica experimentada durante el domingo, con el permiso del brusco descenso de las temperaturas que se anuncia para los próximos días, han permitido acometer la limpieza de las pistas y de los accesos viarios al aeropuerto, lo que se ha traducido en su reapertura.

La limpieza de los accesos a la zona de operaciones y a las instalaciones logísticas en las próximas horas, algo que a última hora de la noche del domingo no se había iniciado, será vital para asegurar que comiencen a llegar los primeros vuelos, entre ellos el programado con el próximo suministro de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19.

En el caso de que esto no fuera posible, se ha anunciado que también está preparada la logística en caso de que las vacunas lleguen finalmente a Vitoria y no a Madrid, desde donde se repartirían al resto de España, con el fin de que pueda trasladarse la mercancía por carretera desde Vitoria hasta la capital española. «En un sentido u otro está garantizado el suministro de la vacuna«, ha apuntado el ministro Ábalos.