Desde el próximo 1 de agosto y hasta primeros de noviembre, el aparcamiento de camiones de Oyarzun de la AP-8 en sentido Bilbao permanecerá cerrado.

Bidegi aprovechará este período para comenzar la última fase de remodelación de las instalaciones, como parte del proyecto del Centro Integral de Transporte Astigarraga-Oyarzun.

La empresa pública guipuzcoana estima que este cierre es necesario para vaciar el aparcamiento que de modo provisional estaba abierto desde el pasado 10 de mayo tras ejecutarse las obras en parte del estacionamiento.

Así pues, los propietarios de los camiones y remolques que en estos momentos los tengan estacionados deberán retirarlos antes del 20 de agosto, de tal modo que una vez vaciado se procederá a los trabajos de aglomeración para unificar las dos superficies en una sola, se asfaltará la vía de acceso y salida que recorrerá todo el perímetro del nuevo estacionamiento y se pintarán las señales horizontales del vial y de los 190 espacios de aparcamiento destinados a los camiones.

En esta fase también continuarán los trabajos del cierre perimetral y con la instalación de los sistemas de video vigilancia y megafonía.

El proyecto de la nueva plataforma comenzó a ejecutarse en octubre del pasado año y contempla unificar en una única plataforma las dos explanadas anteriores conformando un aparcamiento de 190 plazas para los camiones que circulen por la AP-8 en sentido Bilbao, con una inversión de 2,9 millones de euros y un plazo de ejecución de doce meses.