La francesa Bigblue ha entrado en el mercado español de comercio electrónico con el objetivo de realizar un millón de envíos este 2022, aprovechando el crecimiento que vive este segmento con motivo de la crisis sanitaria, así como su recorrido hacia una mayor madurez.

Para gestionar estos volúmenes, el e-tailer galo se apoyará en GXO Logistics, que gestionará sus actividades de almacenamiento en el territorio español desde su plataforma de la localidad caracense de Marchamalo con una superficie de 20.000 m2.

La entrada en España supone el primer paso internacional para Bigblue, al que seguirán este mismo año los inicios de operaciones en el Reino Unido, Italia y Alemania.

La compañía francesa ofrece un servicio logístico integral que abarca toda la cadena de valor, desde la experiencia de compra, hasta el servicio posventa, y la gestión automática de los envíos en cualquier canal de venta. La francesa tiene el objetivo de llegar a 127.000 marcas del canal on-line español.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px