Tal y como estaba cantado, el consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Santander celebrado esta semana ha otorgado una concesión administrativa a NSCT Investment, filial de Boluda, para la construcción y explotación de una terminal pública de contenedores, en el Espigón Norte de Raos que podría estar operativa a finales de 2022.

En su oferta, NSCT Investment prevé la ocupación durante un plazo de 40 años de una superficie de más de a 67.000 m² y una línea de atraque de 472 metros de muelle.

El compromiso de NSCT Investment es el de mantener un tráfico mínimo anual de importación y exportación de, al menos, 35.000 TEUs durante los cinco primeros años de la concesión y, a partir de dicho año, de 44.823 TEUs anuales, con lo que se comprometen 26 escalas por buque, lo que supondría un total de 52 escalas de servicios marítimos por año.

Así mismo, también se calculoa una inversión a cargo de la concesionaria de 17,48 millones de euros, incluidos los gastos de obra civil, instalaciones, edificación y maquinaria y que podría alcanzar los 38,5 millones de euros durante todo el periodo concesional.

Con esta nueva instalación, el recinto portuario cántabro refuerza su política de diversificación de tráfico y abre nuevas posibilidades de desarrollo.