Aecoc, Aeutransmer y Transprime, representativas de las empresas cargadoras, se han reunido con las diferentes asociaciones que integran el Comité Nacional de Transporte por Carretera, para continuar negociando la aprobación de un conjunto de medidas para mejorar la competitividad del transporte por carretera y la logística en España.

Las negociaciones duran ya dos años, pero aún no se ha llegado a un acuerdo, como explican desde Fenadismer, indicando que la reunión del mes de diciembre de 2017 concluyó sin avances por el rechazo de los representantes del transporte a negociar la implantación de las 44 toneladas.

Este parece ser el principal requisito de los cargadores para apoyar la introducción de otras medidas en el ámbito de la contratación del transporte, fiscalidad, reglamentación sectorial y operatividad del transporte, pero los transportistas condicionan la negociación a que se garantice el cumplimiento de la actual normativa sectorial.

Denuncian que en la actualidad se producen graves incumplimientos en los plazos máximos de pago y los tiempos de espera, las operaciones de carga y descarga, la cláusula de revisión de los precios de transporte, la retención de las facturas en caso de siniestro, o la aplicación de la acción directa en caso de impago, entre otros aspectos.

Por ello, insisten en que ambas partes deben verificar el respeto de la regulación del sector por parte de las empresas cargadoras, antes de proceder a abordar cualquier cambio normativo. Mientras, los cargadores alegan que los posibles incumplimientos en aspectos contractuales solamente son imputables a los intervinientes en la cadena de subcontratación.

No obstante, en el último encuentro se han comprometido a proponer diferentes medidas para verificar el grado de cumplimiento de la normativa, que serán analizadas en una próxima reunión.