Tras completar lo que han denominado evaluación estratégica, la junta directiva de Cargotec ha decidido que MacGregor no formará parte de la cartera de servicios del conglomerado en el futuro.

Consecuentemente, la cúpula de Cargotec ha tomado la decisión de que la compañía se centre en sus áreas de negocio principales, que incluyen a Hiab y a Kalmar, con el foco puesto en la sostenibilidad.

Se estima que existe un gran interés en el mercado por MacGregor, aunque, aunque se estima que el momento actual no es el adecuado para acometer esta operación, por lo que no se iniciará ahora el proceso de venta.

La junta directiva de Cargotec continuará evaluando la evolución del entorno económico para decidir el momento oportuno en que se producirá la enajenación de MacGregor.

Mientras, MacGregor seguirá centrada en generar rentabilidad y se espera que tanto las ventas como los beneficios de la compañía crezcan en 2023 comparados con este 2022. De momento, en los tres primeros meses de este ejercicio, la entidad ha obtenido unas ventas de 403 millones de euros y unas pérdidas de cinco millones de euros.

Cargotec empezó a analizar una posible venta de MacGregor el pasado mes de marzo.