El Ministerio del Interior aplica ya una Órden que establecen criterios de actuación para las fuerzas y cuerpos de seguridad ante el restablecimiento temporal de controles fronterizos.

La norma aprovecha la facultad otorgada por la legislación comunitaria a los Estados miembro para acordar, cuando concurran circunstancias de carácter excepcional y por tiempo limitado, el restablecimiento temporal de controles fronterizos en las fronteras interiores del espacio Schengen.

Así pues, desde el pasado 17 de marzo solo se permite franquear las fronteras terrestres del país a los ciudadanos españoles, a los residentes en España, a los trabajadores transfronterizos y aquellas que acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

Sin embargo, Interior ha determinado que, con el fin de asegurar la continuidad de la actividad económica y de preservar la cadena de abastecimiento, estas medidas no son aplicables al transporte de mercancías.

En esta misma línea, los miembros de la Unión Europea han dado el visto bueno esta misma semana a la propuesta de la Comisión Europea para establecer lo que se ha venido en denominar ‘carriles verdes’.

Pasos francos de acceso rápido

Estos ‘carriles verdes’ no son más que pasos francos de acceso rápido para vehículos dedicados al transporte de mercancías en las fronteras interiores de la Unión, como los ya habilitados en los pasos fronterizos de La Junquera e Irún.

De esta manera, las autoridades europeas quieren mantener la libre circulación de mercancías dentro del territorio de la UE y garantizar el abastecimiento de la población.