El comercio electrónico sigue sumando nuevos hitos que amplían su capacidad de cobertura en España.

Según los últimos registros de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, un 44,5% de los internautas han realizado alguna compra on-line en el primer semestre de 2018, lo que implica un crecimiento de más de un 20% desde 2015.

La mayor parte de las entregas de comercio electrónico que se realizan en España son con entrega domiciliaria, hasta un 88% a tenor de los cálculos de Competencia.

Así mismo, por operadores, la CNMC estima que un 48,8% de los repartos de e-commerce que se han producido en el primer semestre de 2018 los lleva a cabo Correos, un 12,5% corresponde a Seur, un 11,9% a MRW y un 5,1% a DHL, con lo que queda el resto para otros operadores que se reparten la porción sobrante que no copan las cuatro grandes paqueteras del comercio electrónico en España.

Para los usuarios del comercio electrónico, los plazos de entrega han superado al coste de los envíos en sus preferencias, ya que, como refiere la CNMC, un 46,1% se inclina por elegir la empresa para estos servicios en función de las alternativas de entrega que les ofrece, mientras que 39,8% lo hace por los precios que se le ofrecen.

Así mismo, otro 28% de los encuestados por Competencia elige la paquetera para sus envíos de e-commerce por los horarios de entrega.