Hacienda plantea la revision de los modulos del regimen simplificado para los transportistas autonomos

La situación actual impide que quienes se integran en el sector tengan oportunidades aceptables.

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO ha puesto en marcha, junto con sindicatos europeos de 28 países, una iniciativa ciudadana europea llamada ‘Transporte social ¡sí!’, cuyo objetivo es llevar hasta las instituciones europeas un millón de firmas para pedirles que modifiquen parte de la legislación del sector del transporte, que está generando muchos casos de abusos para los trabajadores.

La Comisión Europea pretende liberalizar todos los sectores del transporte en Europa y según denuncia el sindicato, está permitiendo prácticas que provocan competencia desleal, abusos salariales, falsos autónomos, prácticas ilegales, esclavitud en ciertos sectores, evasión fiscal, precariedad laboral, externalizaciones y subcontrataciones sin protección del empleo.

Al mismo tiempo, esta situación impide que quienes se integran por primera vez en el mercado laboral tengan oportunidades de trabajo aceptables y contribuye a un empeoramiento de la salud laboral, comprometiendo la seguridad de los usuarios.

CCOO alega también que no existe una tarjeta de seguridad social europea que permita advertir de manera temprana el trabajo no declarado.

Por otro lado, las infraestructuras de transporte de muchos territorios siguen siendo deficientes y de hecho, se han reducido las líneas de transporte al considerar algunas de ellas deficitarias, lo cual «perjudica especialmente a determinados grupos de edad o a quienes no pueden contar con vehículos propios para desplazarse».

[youtube video=»ATCNUatZDpk» ancho=»480″ alto=»300″]