La CETM, como parte del Comité Nacional del Transporte por Carretera, ha venido abogando en los últimos días por mantener el diálogo con el Gobierno y buscar soluciones para amortiguar el impacto de la subida de los combustibles.

La situación «es grave«, explican desde la Confederación, dado que la volatilidad de los precios está poniendo en peligro la supervivencia de las empresas. Por ello, entienden «que muchas empresas y autónomos no tengan otra opción que la de parar«.

No obstante, consideran que tras la aprobación del Real Decreto-ley 3/2022, de 1 de marzo, de medidas para la mejora de la sostenibilidad del transporte de mercancías por carretera, se ha dado un paso importante para la mejora de las condiciones del sector.

Entre las medidas incluidas, se encuentran la prohibición de la carga y descarga por parte de los conductores, la reducción del tiempo de espera por el que puede pedirse una indemnización o el hecho de que la cláusula de revisión del precio del transporte por la variación del precio del combustible sea obligatoria.

Asimismo, desde CETM recuerdan que el Ministerio de Transportes se ha comprometido a no implantar el pago por uso de las autovías sin el consenso del sector, a crear aparcamientos seguros, paliar la escasez de conductores, estudiar la reducción de sus cotizaciones a la Seguridad Social o implementar ayudas para la digitalización.

Parte de estas medidas, explican, forman parte de las reivindicaciones con las que la Plataforma ha convocado el paro, «sin explicar a los medios de comunicación, a las propias empresas del sector o la opinión pública, que ya se han logrado por parte del CNTC«.

Medidas excepcionales

No obstante, estas medidas están concebidas para situaciones normales del mercado. Por eso, ante estas nuevas dificultades, se sigue trabajando para conseguir medidas excepcionales mediante la negociación con el Gobierno.

De momento, el Ministerio se ha comprometido a destinar una partida de 500 millones para compensar el incremento del precio de los combustibles. También se ha conseguido adelantar al 25 de marzo la fecha para conocer el desglose exacto de la ayuda.

Una vez que consigan estabilizarse los precios, las empresas de transporte cuentan con herramientas para repercutir los costes, como la cláusula de revisión obligatoria de la variación del precio del combustible, que se actualizará semanalmente, la acción directa que reconoce al transportista el derecho a reclamar un porte impagado o la Ley de morosidad.

Asimismo, la devolución mensual del gasóleo profesional ayudará a aliviar la tesorería de las empresas, dicen desde la Confederación, que afirma estar haciendo lo que está en su mano «para que las empresas y autónomos del sector puedan salir adelante«.

Por ello, reclaman que el que quiera trabajar pueda hacerlo con normalidad y seguridad, y piden más unidad al sector del transporte, «sin bloquear el camino hacia la recuperación«.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110