Ahora que el sector del transporte casi ha vuelto la normalidad, la Confederación Española de Transporte de Mercancías quiere denunciar la «falta de sensibilidad» que han notado por parte de los convocantes del paro, de quienes dice que no han sido capaces de reconsiderar la situación y ponerle fin cuando comenzaron las agresiones contra quienes no lo secundaban.

En este sentido, aunque la apuesta de CETM siempre ha sido continuar con el diálogo con el Gobierno, también ha manifestado su respeto hacia las empresas y autónomos que decidieron detener su actividad, sabiendo que se encontraban en una situación muy grave por el crecimiento del precio de los combustibles.

Sin embargo, consideran que desde el primer día del paro se produjeron «amenazas a nuestras empresas y conductores y actos violentos cuya finalidad no era la de informar de esta convocatoria«. En su lugar, se dedicaron a «poner en riesgo a nuestros profesionales y a destrozar el medio de vida de muchas personas por el simple hecho de haber apostado por otra vía«.

Las imágenes han hablado por si solas: ruedas pinchadas, lonas rajadas, lanzamiento de piedras o otros objetos para romper las lunas, semirremolques desenganchados, cables de frenos cortados o persecuciones con coches a los conductores.

Pérdidas millonarias

Cada una de esas ruedas rajadas supone 600 euros, una luna 500 euros, un toldo 3.000 euros, las mangueras de los frenos 1.500 euros. Se han generado, por tanto, pérdidas millonarias que pueden arruinar a quien las sufre, sobre todo si es una pequeña empresa.

Además, desde la Confederación quieren denunciar las amenazas sufridas, por no hablar de las mentiras, insultos o faltas de respeto que se han vertido, sobre todo en redes sociales.

Muchos de los actos se han cometido alegando que el sector está en ruina, sin tener en cuenta que «estaban provocando la ruina de los demás, jugando con su herramienta de trabajo y causando cuantiosas pérdidas«. Y sin duda, lo que más ha dolido a la CETM es ver «cómo se ponía en peligro la vida de nuestros profesionales«.

En cualquier caso, no quieren desmerecer a aquellos que han ejercido pacíficamente su derecho al paro y agradecen la comprensión de los que, incluso secundando esta convocatoria, han respetado a sus compañeros y la de los que les han apoyado en el camino de la negociación.

Ahora, una vez alcanzado un acuerdo con el Ministerio de Transportes para mitigar los efectos de la subida de los combustibles, que se suma al paquete de medidas ya acordado en diciembre, insisten en que seguirán trabajando para defender los intereses de las empresas y autónomos, «aun cuando nadie esté mirando«.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110