Durante el último Congreso Nacional de Empresarios de Transporte organizado por CETM la semana pasada en Ávila se pudo constatar que en el sector reina una sensación mayoritaria de «nerviosismo e intranquilidad».

La llegada aún por dilucidar del ROTT, los problemas que podría plantear el Paquete de Movilidad, el más que probable aumento de la fiscalidad del gasóleo y el creciente número de desvíos obligatorios de camiones a autopistas de peaje, así como la cada vez más patente amenaza de la euroviñeta en las carreteras españolas marcan el presente y el futuro inmediato de un sector que ve cómo aumenta la actividad, pero no crecen los precios, con lo que la rentabilidad de las empresas se resiente.

Así las cosas, el transporte de mercancías por carretera parece, como expresó el propio presidente de CETM, Ovidio de la Roza, «harto de ser un sector criminalizado».

Según el presidente de la CETM, los clientes son los máximos responsables de esta situación límite que vive el sector.

Según el presidente de la CETM, los clientes son los máximos responsables de esta situación límite que vive el sector.

Para de la Roza, tanto las Administraciones públicas, a las que el presidente de CETM ha exigido respuestas, como los clientes, que, como explicó, «deben ser conscientes de los riesgos a que se exponen al ejercer su posición de dominio», son los máximos responsables de esta situación límite que vive el sector.

«Medidas contundentes»

Ante esta coyuntura, de la Roza ha llamado a todas las organizaciones que componen la confederación a que «analicen las conclusiones que puede extrarse del Congreso», con vistas a «fijar fecha y hora» para realizar movilizaciones, que consistirían en parar los camiones según el criterio de cada empresa.

De la Roza ha reclamado a todos los que componen el sector que tomen «medidas contundentes» en defensa de la competitividad y rentabilidad del sector.

María José Rallo ha pedido tiempo al sector para analizar sus problemas.

María José Rallo ha pedido tiempo al sector para analizar sus problemas.

En respuesta al presidente de CETM, la secretaria general de Transporte, María José Rallo, afirmó que pese a todas las dificultades, «el sector ha sabido adaptarse» y ha pedido más «tiempo para abordar los problemas del sector».

De igual modo, Rallo también ha querido transmitir a los empresarios de transporte un «mensaje de esperanza y una petición de no avanzar en iniciativas que pueden suponer más perjuicios que beneficios«.