La patronal CETM-Madrid reclama mantener el diálogo así como «aguantar y perseverar» en las negociaciones con los cargadores para resolver la regulación del sector de carga y descarga.

Durante la asamblea general de la organización que representa al transporte de mercancías por carretera de la comunidad madrileña, el presidente de CETM-Madrid, Cristóbal San Juan, recordó también que la mesa tripartita -integrada por cargadores, transportistas y el Ministerio de Transportes- no ha alcanzado «los avances deseados», lo que ha llevado a la ruptura del diálogo.

«Lo más sensato es volver a las negociaciones», según declaró el presidente de la patronal durante esta cita celebrada recientemente de forma virtual.

San Juan es partidario de incluir algún criterio adicional de acceso que esté vinculado a la seguridad y el medio ambiente: «Ahora sólo a través del requisito de competencia profesional se hace una mínima criba de profesionalización del sector, y ello sin un criterio uniforme, pues hasta la fecha el examen de competencia profesional está en manos de las comunidades autónomas».

El Plan Renove puesto en marcha por el Gobierno también es objeto de crítica, al que califica de «auténtica decepción» ya que «no es posible que se pueda acoger el resto de los sectores para la renovación de flotas mientras que el del transporte no».

Diálogo con las administraciones

San Juan destacó también durante el encuentro el diálogo «intenso y fluido» con la Dirección General de Transportes de la Comunidad de Madrid. Puso como ejemplo de ello “el documento de medidas preventivas y recomendaciones para el desarrollo de la actividad del transporte y la logística de mercancías por carretera”.

Por otra parte, se mostró a favor de una «inspección ordenadora y no recaudatoria, cualitativa y no estadística, que incida en las bolsas de fraude que más daño hacen a nuestro mercado, a la competencia y a la seguridad».

Respecto al ayuntamiento de la capital de España, el mandatario recordó que «Madrid Central sigue igual», pese a ser un «proyecto fracasado». En sus palabras, «la sostenibilidad no es sólo medioambiental sino también social y económica».

Por su parte, el presidente del grupo OCEM y vicepresidente de CETM-Madrid, Pablo M. Gutiérrez, expuso los principales aspectos del sector de las mudanzas y consideró positiva la reducción de la tasa de ocupación de la vía publica debido la imposibilidad de prestar servicios de mudanzas durante el estado de alarma.

Un sector «al pie del cañón»

Finalmente, Cristóbal San Juan reconoció estar «muy orgulloso» de presidir CETM-Madrid porque el sector del transporte ha librado «una lucha titánica en primera línea de batalla contra el virus, en una situación repleta de dificultades y con un futuro más que incierto».

También deseó que todo ello «se vea recompensado de alguna manera por las diferentes administraciones con medidas que favorezcan la reactivación del secto.

La clausura de la Asamblea corrió a cargo del director general de transportes y movilidad de la Comunidad de Madrid, Abel Bueno García, quien destacó que las inspecciones «no responden a un afán recaudatorio sino a impedir la competencia desleal, como ha sucedido en el caso de algunas plataformas tecnológicas». También tuvo palabras de gratitud para el sector por estar «al pie del cañón» durante toda la pandemia.