repostando gasóleo en un camión para transporte

El Gobierno baraja establecer nuevos impuestos para los combustibles.

A nadie le gusta pagar impuestos, máxime cuando se es, a juicio de CETM, «uno de los sectores de actividad que mayores cargas impositivas soporta».

Así pues, la Confederación Española de Transporte de Mercancías ha mostrado su «total oposición» ante las propuestas de crear un recargo al consumo de carburantes, o un sistema de viñeta, o una combinación de ambas, para financiar la construcción y el mantenimiento de infraestructuras viarias, realizadas por el grupo de expertos que asesora al Gobierno en materia de transición energética.

La organización cree que medidas como las señaladas «incidirían de forma desproporcionada e injusta sobre el transporte de mercancías por carretera, principal consumidor de hidrocarburos y usuario de las carreteras en nuestro país».

Así mismo, CETM destaca que el transporte de mercancías por carretera «es un sector estratégico para el funcionamiento de la actividad económica», con incidencia sobre otras áreas de actividad económica como la industria, el turismo y el comercio, así como que «la aplicación de estas medidas no solo dificultaría enormemente la exportación de nuestros productos como consecuencia de nuestra situación geográfica periférica, sino que también tendría consecuencias inflacionistas pues se incrementaría el precio final de todos los productos, reduciéndose el poder adquisitivo de los ciudadanos, lastrando así el consumo, factor clave para el crecimiento económico futuro»

La Confederación calcula que los camiones apenas superan el 4% de las emisiones de CO2 producidas en Europa, «muy lejos», según explica, «de otras actividades como la generación de electricidad, carbón o cemento, o la procedente de los hogares», y, en consonancia, pide «un trato equilibrado y justo que facilite al sector del  transporte por carretera continuar prestando a la sociedad española y europea un servicio de calidad, flexible, puntual y sostenible que logra que el 85% de los productos que cada día consumimos llegue a su destino de forma eficaz y a costes competitivos».