La Asociación de Empresas Españolas de la Construcción, Seopan, ha reclamado al Gobierno que instaure un modelo de tarificación para solucionar el déficit de inversión y conservación de las infraestructuras.

Tal y como destacan desde CETM, la Asociación ha tirado por lo alto, pues hace un año proponía un peaje de tres céntimos por kilómetro recorrido para los utilitarios y de 14 para los camiones, que ahora pasarían a nueve para los turismos y 19 céntimos para los camiones, en toda la red de autovías interurbanas del Estado.

En la Confederación, creen que la implantación de nuevos peajes «tendría efectos negativos inmediatos en la competitividad» de la economía, encareciendo el precio de los productos nacionales y dificultando su exportación.

En este sentido, recuerdan que el transporte por carretera es responsable de trasladar el 85% de los productos que se consumen cada día en el país. Representa, por tanto, «la columna vertebral de la sociedad, el comercio y la industria«.

Además, su aportación fiscal a las arcas del Estado se sitúa por encima de los 15.000 millones de euros anuales, por encima de la media de la Unión Europea. Por ello, en CETM aseguran que ya están pagando «sobradamente» por las infraestructuras utilizadas y advierte de que no aceptarán ningún incremento.

En su opinión, las propuestas de Seopan, forman parte de «una estrategia ligada exclusivamente a los intereses particulares de sectores afines al mundo de las concesiones y de la construcción de grandes infraestructuras«.