La naviera Cosco, propiedad del gobierno chino, ha manipulado en el último ejercicio de 2013 el 80% de los contenedores movidos en el puerto del Pireo en Atenas, Grecia, una instalación en la que ha invertido 1.000 millones de dólares (806 millones de euros), desde que comenzó a operar en el mismo en 2009, según recoge el Wall Street Journal. 

En 2008, se habían manipulado en el puerto 433.582 contenedores. Un lustro después, esta cifra se ha elevado a 3,16 millones de contenedores, y se estima que este 2014 superará los cuatro millones. Además, en este período la compañía ha creado 1.000 puestos de trabajo en las instalaciones portuarias.

Antes de que el operador chino llegase, el puerto del Pireo contaba con unas instalaciones anticuadas que no le permitían explotar al máximo su ubicación privilegiada en el Mediterráneo, ni su enorme capacidad para albergar contenedores y recibir grandes buques.

No obstante, la inversión que hace cinco años realizó el gobierno chino, con una fuerte apuesta de 490 millones de euros por una concesión de 30 años, ha permitido renovar la mismas.

Según indicaron en su momento fuentes cercanas a la negociación, así como expertos del sector, esta inversión era cinco veces superior al valor de mercado de la terminal de contenedores que comenzaba a explotar.

Últimas actuaciones

Entre las últimas actuaciones llevadas a cabo por el operador, destaca la instalación de 11 nuevas grúas de carga que igualará las infraestructuras del puerto griego a las de otros puertos europeos como los de Rotterdam, en Holanda, Hamburgo, en Alemania, y Amberes, en Bélgica, tres de los puertos más importantes en el tráfico de contenedores de Europa.

Además, se ha ampliado el plazo de la concesión a 35 años, y ha sido aprobado por parte del puerto que el operador construya un tercer muelle en la terminal de contenedores.

Cosco continuará con su apuesta por el puerto griego durante los próximos años. Concretamente, para 2016, espera que todas las actuaciones puestas en marcha le permitan manipular más de seis millones de contenedores.