La empresa pública catalana Cimalsa centrará sus inversiones en infraestructuras logísticas previstas para este año en Gerona y Tarragona.

Sin embargo, la compañía presidida por Enric Ticó tampoco descarta realizar ciertas operaciones puntuales en las provincias de Lérida y Barcelona.

Así pues, en concreto, en Gerona, Cimalsa prevé inversiones en dos actuaciones por un valor global de 7,4 millones de euros.

En concreto, ante la creciente demanda, los trabajos de urbanización de Logis Ampurdán se iniciarán en breve. Esta actuación tiene una superficie total de 70 hectáreas, de las que unas 17 ya han sido urbanizadas.

De igual modo, en la misma provincia también se está negociando con Adif la instalación del ancho internacional en la terminal de Villamala, a través de la sociedad conjunta de Cimalsa con la Autoridad Portuaria de Barcelona.

Por otra parte, al CIM La Selva se destinarán 1,15 millones de euros para construir un centro de innovación y apoyo al transporte de mercancías.

En Tarragona, junto con Incasol, se estudia la ampliación del CIM El Camp, con una inversión de 600.000 euros y la posibilidad de construir una nave para alquiler.

Al tiempo, en Lérida se busca ocupante para la última parcela disponible en el CIM de la capital ilerdense, mientras que en Barcelona, las actuaciones se centrarán en impulsar proyectos relacionados con microalmacenes y centros de distribución urbana, ante el reto de movilidad que tiene la capital catalana.