La crisis sanitaria está provocando cambios de calado en las estrategias de gestión logística que llevan a cabo las empresas, a la espera de que la situación se clarifique, previsiblemente a partir de la segunda mitad de 2020.

En este sentido, la red de almacenamiento y distribución bajo demanda malagueña Dropier señala cinco estrategias centradas en conseguir una mejora integral en la gestión empresarial del área logística en cinco aspectos centrales.

En primer lugar, la compañía señala que las empresas tienen que aprender a priorizar productos y centralizar compras, con el fin de poder disponer del material necesario para la manufactura cerca de los centros de producción como la mejor alternativa.

De igual manera, también hay mucho que avanzar en la optimización del transporte, de manera que implique importantes ahorros en tiempo y gasto, así como en construir inventario de manera que se diversifiquen proveedores en distintas localizaciones para no depender de puntos únicos de aprovisionamiento.

En este sentido, el aprovechamiento de las compras a volumen podría consolidarse como vía de ahorro alternativa al mayor coste que supone aumentar los volúmenes de inventario.

Así mismo, otra estrategia se centra en la toma de decisiones informada y centralizada a través de un sistema de gestión de almacenes e inventario o de un sistema de gestión de transporte, con el fin de aprovechar la inteligencia artificial, cruzando datos estructurados y no estructurados, para la automatización y optimización de procesos logísticos.