El Grupo CMA CGM ha cerrado esta misma semana un acuerdo con EQT Infrastructure III para adquirir el 90% restante del capital en la terminal de contenedores Fenix ​​Marine Services en el puerto de Los Ángeles.

La operación se ha fijado a partir de un valor para la instalación de 2.300 millones de dólares y permitirá al grupo galo, que hasta ahora tenía un 10% del capital de la concesión, convertirse en el único propietario de la terminal angelina.

La instalación es la tercera terminal más grande del área portuaria de Los Ángeles y Long Beach en términos de capacidad, con cerca de 2,5 millones de TEUs y una de las más grandes de América del norte. De igual modo, la concesión de la terminal se extiende hasta 2043.

Por lo que respecta a las características del enclave, la terminal dispone de cuatro muelles de 300 metros cada uno y con un calado de 15 metros, así como 16 grúas, ocho vías férreas ubicadas dentro de la terminal, un patio de contenedores de 1,2 millones de m2 y más de 700 conexiones eléctricas para contenedores refrigerados.

CMA-CGM tiene previsto realizar importantes inversiones en esta terminal, entre las que se incluyen la construcción de un nuevo muelle, la ampliación de su capacidad ferroviaria y un aumento de su capacidad de depósito. DE igual manera, la naviera francesa también espera empezar a utilizar sus portacontenedores de GNL en la terminal, para rutas entre Asia y los Estados Unidos, a partir de los primeros meses del próximo 2022.

Los puertos californianos se han demostrado como enclaves estratégicos para rutas entre Asia y la costa oeste estadounidense y en los últimos meses están sometidos a una fuerte presión, con una elevada congestión y falta de capacidad para absorber tráficos.