El Grupo CMA-CGM ha dado un paso más en su estrategia logística con la creación de una división especializada en la carga aérea: CMA-CGM Cargo.

Esto le permitirá ofrecer a sus clientes una nueva gama de soluciones integrales, ágiles y personalizadas, que combinarán los servicios marítimos y los logísticos.

Para apoyar su expansión en el ámbito de la carga aérea, ha adquirido también cuatro cargueros Airbus A330-200F de 60 toneladas de capacidad, que entraron en servicio entre los años 2014 y 2016.

Estos aviones, que pertenecían a Qatar Airways Cargo, recorrerán una media de 4.000 millas, conectando Europa con el resto del mundo, para lo que la naviera confiará, de hecho, en una aerolínea europea.

Desde The Loadstar, apuntan a que podría tratarse de Air Belgium, si bien también ha habido conversaciones con el Grupo Dubreuil, propietario de Air Caraibes, French Bee y HiLine Cargo, en el que la naviera adquirió una participación del 30% el pasado año.

El lanzamiento se produce en un momento en que se siguen reservando frecuentemente vuelos chárter, muchos de ellos a través de contratos de un año o más, algo que se cree que podría acabar distorsionando el mercado de la carga aérea en favor de empresas de mayor tamaño.