El equipo número 60.000 de Combilift ha salido de las líneas de producción de la sede de la empresa en Monaghan, Irlanda, para ser enviado a Metroll, un fabricante y proveedor australiano de productos de acero para la construcción, incluyendo techos, revestimientos, agua de lluvia, estructuras y esgrima.

La nueva carretilla elevadora Combi-CB3000 se incorpora a su flota de 13 unidades de la marca, aunque ya ha pedido una decena más. Se reparten entre unidades multidireccionales de tres toneladas de capacidad hasta un modelo de 10 toneladas altamente personalizado.

La última incorporación se utilizará en sus instalaciones de Toowoomba y cuenta con un mástil triplex de 4,9 metros con un separador de 3,050 mm para gestionar con seguridad y facilidad las cargas largas.

Se trata del modelo más popular en el mercado australiano y representa el 50% de las ventas del año fiscal terminado en marzo de 2021. Permite utilizar el espacio disponible de manera más eficiente, pero operando siempre con seguridad.

En este sentido, la carretilla facilita el acceso a espacios más reducidos, permitiendo así que las estanterías puedan colocarse más juntas y maximizar el espacio en la planta de Metroll.

El fabricante, que suministra también sus equipos para las operaciones de la empresa en California, acaba de cerrar el mejor primer semestre de su historia en cuanto al número de pedidos recibidos, no solamente de la Combi-CB sino de toda la gama de productos.